LA INVESTIGACIÓN EN LA BASE DE UNA FÓRMULA

La exitosa historia de Toccomagico habría sido muy diferente si la empresa no hubiese apostado firmemente por el Departamento de Investigación y Desarrollo, creando un laboratorio que, desde hace más de 70 años, aporta su contribución a la innovación de los productos y a la gestión del control de calidad de cada fórmula, manteniéndose el único centro de química cosmética en el ámbito de la G. R. A.

Innovación, Investigación, Ciencia y Sostenibilidad Medioambiental. Estos principios garantizan un producto de calidad superior; el permanente control de calidad, que se da en varias fases de producción, lleva a excelentes resultados y a los máximos rendimientos.

“Nuestra finalidad es la de garantizar un producto excelente para el peluquero, para el cliente más exigente que desea un producto seguro y eficaz, tanto para sí mismo como para su clientela”                               

Marco Stratti, Químico Farmacéutico

El equipo: tres jóvenes químicos con diferentes cualidades, un químico industrial, un químico farmacéutico y un químico orgánico, son el alma del laboratorio.

Materia prima: más de 700 materias primas (originarias de 50 proveedores certificados) son la base de la fórmula Toccomagico. La materia prima adquirida se somete a un estudio profundo sobre su eficacia y seguridad, a través de la documentación (ficha de seguridad con 16 puntos) enviada por los proveedores, para cada uno de los componentes. La mayor parte de los ingredientes son de origen natural, orgánicos y eco-certificados, y con garantía de sostenibilidad medioambiental.

Fórmulas: Las fórmulas se someten a la homologación legislativa internacional y se monitorizan constantemente para adaptarlas a las eventuales alteraciones legislativas. Los procesos de producción fueron desarrollados de acuerdo con el respeto e integridad de los ingredientes, como garantía de eficacia. Una vez aprobada en el laboratorio, la fórmula se prueba con la constante supervisión de los químicos, en nuestra escuela, la FMS High School Academy. Acabado el proceso, técnicos exteriores evalúan la fórmula, y, teniendo como objetivo la máxima calidad, el laboratorio procede a las eventuales y necesarias modificaciones.

Investigación y Desarrollo. El marketing define las tendencias. El personal técnico tiene la obligación de encontrar soluciones, comprender las necesidades y transformar las ideas en productos. El trabajo conjunto de tales recursos garantiza la eficiencia del servicio y permite crear tanto los productos más sencillos como las líneas más complejas y articuladas, para cada uno de nuestros clientes.

“La fase de investigación es la que más me seduce. Cada demanda es un nuevo desafío, y buscamos todos los días mejorar nuestros productos. Este es el momento creativo por excelencia.”

Francesca Di Bartolomeo, Química Orgánica

 

Control de Calidad. Se hace en diferentes fases de producción. Para que un producto entre en el mercado es importante verificar un conjunto de parámetros: físico-químicos (PH y peso específico), orgánicos (color y olor) y microbiológicos (cantidad total de bacterias). Tras la confección se hace una prueba de estabilidad para controlar la seguridad, tanto desde el punto de vista físico como desde el biológico.